EDIFICIO EL BOSQUE

El edificio se encuentra ubicado en una esquina de la Av. El Bosque, en la comuna de Las Condes, un barrio que ha visto incrementado su carácter de edificios de oficinas y comercio con grandes proyectos inmobiliarios que han dado una nueva imagen al sector.

A partir de este contexto urbano y de la orientación nor-poniente que posee esta esquina, quisimos responder al encargo por medio de un edificio muy simple en su volumetrÌa, con un tratamiento noble y severo en la expresión de su materialidad, que se ve suavizado con un singular tratamiento de quiebravistas verticales de cristal que contribuyen a mejorar los rendimientos bioclimáticos de las fachadas y que ayudan a difuminar los bordes del volumen, consiguiendo un edificio a modo de una joya engastada.

El edificio tiene 15 pisos de plantas libres de oficinas, enteramente en hormigón visto, sin ningún tipo de revestimientos o tratamiento de colores en sus fachadas, con la intención de crear un volumen puro y limpio, donde el único foco de atracción se centra en el juego de quiebravistas en sus fachadas Norte y Poniente y en la marquesina que construye el acceso al edificio.

Las materialidades se expresaron con honestidad, sin esconder su esencia, buscando una claridad visual que construyese con elegancia el lenguaje formal del edificio.

En base a esto, se desprenden dos atributos que por medio de las decisiones de diseño que hemos comentado, otorgan la identidad final al edificio:
1. El tratamiento propuesto para filtrar el asoleamiento en las fachadas más expuestas del edificio (norte-poniente) se construye a través de los quiebravistas de cristal colocados en forma vertical, perpendicular a la fachada de manera de no interferir la visión desde el interior de las oficinas pero a su vez evitar la excesiva exposición a la radiación solar. Esto redujo el uso del aire acondicionado en un 30% aproximadamente. Estos cristales, se ubican entre losetas que funcionan como aleros, otorgando un ritmo vertical y horizontal que le dan la identidad final al edificio.

2. La placa comercial ocupa los dos primeros niveles con locales comerciales hacia las calles Av. El Bosque y Don Carlos, jerarquizada por una marquesina de hormigón a la vista, que recorre todo el frente, lo que le da mayor fuerza a la situación de esquina del edificio. La placa con locales está conformada por un gran patio de cristal en toda su altura y rematada en sus extremos por muros de granito que
generan los accesos peatonales y vehiculares a la torre. La particularidad de esta marquesina, es que bajo ella se asoman con toda la fuerza del volumen que sostiene, una serie de pilares en ángulo, que configuran un singular pórtico y a su vez, dan respuesta a una necesidad estructural para salvar el desfase entre el subterráneo y el plomo del volumen principal. El resultado es una galerÌa comercial limpia y con una expresión que sugiere toda la magnitud del edificio y que vincula fluidamente el encuentro de las calles en dicha esquina. El edifico nace de conceptos que buscan otorgar nuevas opciones sustentables al mercado inmobiliario poco acostumbrado a estas soluciones, logrando ser un aporte a la imagen de un barrio que ha usado usualmente como expresión de sus volumetrÌas a muros cortina.